Braskem

Noticias

Braskem invierte R$ 67 millones en línea de reciclado con tecnología alemana

La iniciativa es fruto de la alianza con Valoren, empresa desarrolladora y operadora de tecnologías para transformación de residuos para producción de resina reciclada con alta calidad

Comprometida con la economía circular de carbono neutro, Braskem anuncia una importante inversión para ampliar su cartera de resinas posconsumo (PCR). En alianza con Valoren, empresa especializada en el desarrollo y operación de tecnologías para la transformación de residuos, la compañía invertirá R$ 67 millones en la construcción de una línea de reciclado con capacidad para transformar alrededor de 250 millones de embalajes en 14 mil toneladas de resina posconsumo de alta calidad por año. El proyecto será instalado en Indaiatuba, interior del estado de São Paulo, y se prevé que sus operaciones comiencen en el cuarto trimestre de 2021.

Fabiana Quiroga, directora de Economía Circular de Braskem en América del Sur, explica que la tecnología es una gran aliada para impulsar el reciclado en Brasil y, consecuentemente, el mercado de polímeros posconsumo. "Los índices de recuperación de residuos vienen creciendo gradualmente en los últimos años y creemos que entre los desafíos que el sector todavía tiene el aumento de calidad de la resina PCR, que amplía sus posibilidades de uso, es un factor importante para que sigamos avanzando en el desarrollo de este mercado. Estamos muy satisfechos en anunciar la alianza con Valoren, que le agregará a nuestro negocio su expertise en gestión y suministro de residuos, además del desarrollo de tecnologías para reciclado, favoreciendo así a toda la cadena de valor del plástico", afirma.

Los residuos procesados en la línea de reciclado serán en su mayoría de origen doméstico, considerando materiales rígidos de polietileno (PE) y polipropileno (PP), como embalajes de alimentos, materiales de limpieza, productos de higiene personal y cosméticos. Después de procesado, el material dará origen a una PCR de alta calidad.

La línea de reciclado será formada por un complejo modular, es decir, que integra diferentes etapas del proceso. Los residuos plásticos colocados al inicio del proceso pasarán por las etapas de molido, lavado, extrusión y homogenización. El arreglo del proyecto es inédito y la maquinaria cuenta con tecnología europea de punta complementada por equipos nacionales.

Entre los diferenciales del proyecto están: línea de lavado de alto desempeño con seleccionador óptico para remover contaminantes por coloración y por tipo de material, silos homogenizadores, sistemas para dosificar aditivos e insumos de alta precisión, y módulo para eliminar olor y filtrar polímero de alto desempeño, lo que contribuirá a la calidad de la PCR final. El sistema también busca cumplir las mejores prácticas de sostenibilidad con tratamientos de agua de recirculación para optimizar los recursos de agua y de energía. Además, el proyecto refuerza el compromiso de Braskem de adoptar las mejores prácticas en el controle de pellets (formato en el que se comercializa la resina plástica).

"Creemos mucho en esta alianza con Braskem al contribuir al desarrollo de un proyecto innovador que trae a Brasil lo mejor de la tecnología mundial en reciclado mecánico, totalmente alineado con la misión de Valoren de ampliar la economía circular por medio de la valoración de residuos aplicando tecnologías y modelos de negocios innovadores. El proyecto tiene índole no sólo tecnológico y económico, sino también ambiental y social al integrar a la nueva planta una cadena de suministros de material que promoverá un aumento del reciclado del residuo plástico y de la profesionalización de los recicladores en Brasil", comenta Heinz-Peter Elstrodt, presidente del Consejo de Valoren.

"Braskem nació teniendo el desarrollo sostenible como objetivo vinculado al negocio y la economía circular siempre formó parte de nuestro mindset. Creemos en la importancia de la movilización de todos los eslabones de la cadena, de la industria al consumidor final, para así avanzar en la transformación que deseamos como sociedad. Esta línea de reciclado es una etapa importante más de la construcción de dicha jornada", concluye Fabiana.

Contribución del plástico para neutralización de las emisiones de carbono

Mayor productora de resinas termoplásticas de América y líder mundial en la producción de biopolímeros, Braskem anunció en noviembre la ampliación de sus esfuerzos para convertirse en empresa carbono neutro antes de 2050. Para alcanzar esta meta, la estrategia de la compañía considera iniciativas de reducción, compensación y captura de carbono.

Entre las metas definidas, la compañía pretende disminuir antes de 2030 el 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero y ampliar su cartera I'm greenT, que considera los productos con foco en economía circular para incluir, antes de 2025, 300 mil toneladas de resinas termoplásticas y productos químicos con contenido reciclado, alcanzando 1 millón de toneladas de dichos productos antes de 2030. Además, la empresa va a trabajar para que en los próximos 10 años se efectúe el descarte adecuado de 1,5 millones de toneladas de residuos plásticos.

Las iniciativas de Braskem para las próximas décadas están alineadas con la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sus 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible y con el Acuerdo de París para controlar los impactos del cambio climático. Conoce el manifiesto de Braskem en www.braskem.com.br/macroobjetivos .

Para aclaraciones adicionales a imprensa, por favor contactar::
CDN Comunicación

Jessyca Trovão - (55 11) 3643-2769 - jessyca.trovao@cdn.com.br

Karina Alves - (55 11) 3643-2981 - karina.alves@cdn.com.br

Fábio Souza - (55 11) 3643-2813 - fabio.souza@cdn.com.br

Débora Farias - (55 21) 3626-3715 - debora.farias@cdn.com.br