Braskem

Noticias

Biopolímeros de Braskem evitan la emisión de más de 5 millones de toneladas de CO2 en 10 años

Comprometida con el desarrollo sostenible, Braskem celebra en 2020 la primera década de la cartera I'm greenT con un marco para su actuación: el polietileno renovable, primera resina lanzada con la marca evitó en este período la emisión de 5,54 millones de toneladas* de CO2 - el equivalente a más de un año de las emisiones automotrices de vehículos de paseo en una ciudad con las proporciones de São Paulo. La resina producida a partir de la caña de azúcar, fuente renovable, cuenta con el diferencial de la captura de gas carbónico durante su proceso de producción, contribuyendo a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. 

La inversión en investigación y desarrollo es una de las prioridades estratégicas de Braskem que actúa pautada por prácticas, procesos y fabricación de productos cada vez más sostenibles. Desde 2007, la compañía investiga la tecnología para producción de eteno verde a partir del etanol de la caña de azúcar en su Centro de Tecnología e Innovación, localizado en el Polo Petroquímico de Triunfo (Rio Grande do Sul) -el mayor y más moderno complejo de investigación del sector en Latinoamérica, y realizó la inversión de US$ 290 millones para la construcción de una unidad industrial para este producto en la región. 

Con capacidad anual de 200 mil toneladas, la compañía anunció el comisionamiento de la fábrica en 2010, consolidándose como la mayor productora mundial de biopolímeros. La transformación de eteno verde en polietileno I'm greenT bio-based se realiza en las mismas unidades de polimerización que producen la resina de origen fósil. Manteniendo las mismas propiedades, desempeño y versatilidad de la resina convencional, lo que facilita su aplicación en las cadenas de producción y reciclado existentes, el gran diferencial de la solución producida a partir de la fuente renovable es la captura de hasta 3,09 toneladas de gas carbónico durante su proceso de producción. 

"Braskem nació con la innovación en su ADN e invertimos en investigación y desarrollo de una serie de alternativas tecnológicas con foco en sostenibilidad. Creemos en el potencial de los biopolímeros como herramientas de captura de carbono y combate al calentamiento global y ésta es una de las soluciones que soporta nuestro compromiso con la economía circular de carbono neutro. Las conquistas alcanzadas en estos 10 años refuerzan que estamos en el camino correcto", afirma Marco Jansen, director de Economía Circular y Sostenibilidad de Braskem en Europa y Asia.

Actualmente, la línea de polietileno I'm greenTM bio-based está disponible al mercado en las versiones de alta densidad (PEAD), baja densidad lineal (PEBDL) y baja densidad (PEBD), que cubren aplicaciones de embalajes rígidos, flexibles, tapas y bolsas, entre otras.

La compañía amplió la oferta de soluciones renovables al mercado en 2018 con el lanzamiento del EVA I'm greenTM bio-based, un copolímero de etileno y acetato de vinila utilizado para aplicaciones en sectores como el automovilístico y el de calzados. También hecha a partir de la caña de azúcar, la solución mantiene la característica de captura de carbono: su media es de 2,1 tonelada de CO2 por tonelada de EVA renovable. 

A lo largo de estos 10 años, las soluciones de la cartera I'm greenT atrajeron la atención de empresas en todo el mundo y son utilizadas por más de 200 marcas por todo el mundo, como Natura, Kimberly Clark, TetraPak, Johnson&Johnson, Allbirds, Unilever, Join The Pipe, Toms, Vinventions, Duo, Ontex, Ecostore y Shiseido.

Evolución en pro de la economía circular
Braskem asumió públicamente un compromiso público con la economía circular de carbono neutro, que consolida diversas iniciativas internas y en pro de la participación de la cadena en el tema. En línea con este posicionamiento, en 2019, la marca I'm greenTM, que había nacido con el propósito de designar a las resinas renovables, fue expandida para englobar también las resinas recicladas I'm greenT recycled, es decir, hechas a partir de residuos reciclados, y la mezcla de PCR y renovable I'm greenT bio-based & recycled, consolidando así la cartera para economía circular.

Cabe destacar que las soluciones desarrolladas a partir de la combinación de las resinas renovable y reciclada presentan un elevado potencial de impacto positivo, ya que la fracción de fuente renovable, con huella de carbono negativa, permite compensar las emisiones de CO2, pudiendo alcanzar la neutralidad de carbono en el producto final.

"La unificación de la marca para todas las soluciones en pro de la economía circular reafirma nuestro compromiso con esta transformación. El plástico desempeña un papel fundamental en nuestra vida al estar presente en soluciones hospitalarias, bienes durables, embalajes y tantas otras. Debemos seguir buscando alternativas sostenibles, así como reforzando la importancia del consumo responsable y del destino adecuado de residuos por medio del reciclado para maximizar sus beneficios", refuerza Fabiana Quiroga, directora de Economía Circular de Braskem en América del Sur.

Innovación transformadora
La marca I'm greenT fue reconocida en 2020 como uno de los casos más transformadores en desarrollo sostenible en Brasil en la categoría Industria y Energía por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de las Naciones Unidas (ONU) y por la Red Brasil del Pacto Global. La solución de Braskem integra el repositorio on-line con más de 60 iniciativas que impulsan inversiones nacionales y extranjeras para generar un gran impulso ("Big Push") de crecimiento económico, generación de empleo e ingresos, reducción de desigualdades y lagunas estructurales y promoción de la sostenibilidad ambiental. 

En noviembre, la marca recibió otro premio importante, el Sustainability Awards, promovido por Chemical Week, publicación norteamericana, durante el Financial Outlook & Sustainability Forum, como mejor iniciativa sostenible. El premio evaluó aproximadamente 75 proyectos entre los más innovadores del sector químico y petroquímico.

Entre otros reconocimientos importantes se destaca también el de la revista Fast Company, en 2014, que listó a Braskem entre las 50 empresas más innovadoras del mundo y que fue la única brasileña em entrar al ranking.

*Dato disponible en el documento "Life Cycle Assessment on Green HDPE and Fossil HDPE", elaborado por la consultora ACV Brasil y revisado por Andreas Detzel, Mirjam Busch (IFEU), Ramani Narayan (MSU) y Carbon Trust.

Para aclaraciones adicionales a imprensa, por favor contactar::
CDN Comunicación

Jessyca Trovão - (55 11) 3643-2769 - jessyca.trovao@cdn.com.br

Karina Alves - (55 11) 3643-2981 - karina.alves@cdn.com.br

Fábio Souza - (55 11) 3643-2813 - fabio.souza@cdn.com.br

Débora Farias - (55 21) 3626-3715 - debora.farias@cdn.com.br